República Dominicana:

8 de marzo. Hoy precisamente hoy, no me felicite, no acepto la felicitación.

Por Maribel Núñez Valdez

8 de marzo…por favor no me felicite, que es un día “que conmemora la lucha de la mujer por su participación por la igualdad con el hombre en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona”.

Como siempre lo fácil, dejarse recorrer y anquilosar por los engranajes del gran mercado que impone con fuerza banalizarlo todo, por tomarlo todo como mercancía y seguir engrosando riquezas y no respeta nada y mucho menos la lucha y dignidad de su nicho más preciado, las mujeres, que al igual que los niños y niñas es una de sus mayores víctimas.

Preguntémonos por qué se celebra ésta fecha?

¿Que pasó con las mujeres por la cual se conmemora ésta fecha?, ¿145 mujeres trabajadoras murieron quemadas en una fábrica en EEUU mientras exigían flores, chocolates, una cena en un restaurante caro y pagada por su amante de ocasión? Joyas caras? Ropas Caras? Felicitaciones?

Por qué “en 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.”

Ha cambiado la posición histórica de la mujer en el mundo?

Entonces, respuestas obvias no es un día para celebrar, sigue siendo un día de denunciar las atrocidades en que vivimos cada día, es un día de denunciar la violencia del Estado, la de la sociedad. Es un día de denunciar que todavía el lugar menos seguro es nuestra propia casa, cuantas mujeres seguirán murieron en mano de hombres que usan como pretexto su “amor”…hacia ellas?

Es un día de denunciar que desde la educación formal se reproducen los estereotipos que hacen cada día esta sociedad más machista.

Por qué no enseñar en nuestras escuelas, bajo el lema decretado por la filosofa, gran pensadora, Simone Beauvoir de que “la mujer no nace sino que se hace”.

¿Por qué no pensar en el papel que jugó para la liberación de las mujeres la aparición de la píldora?, ¿Por qué nuestras mujeres tienen que embarazarse cada día más jóvenes (niñas), cuando se tiene más herramientas para impedir esta nefasta situación que rompe con el ciclo de vida, de estudio y trabajo de nuestras niñas madres.

¿Por qué no nos preguntamos, ¿por qué no hay educación sexual y uso social de los métodos anticonceptivos con nuestr@s jóvenes, mujeres y hombres o más bien niñas y niños?.

¿Por qué no acusamos a quien hay que acusar?: a la iglesia católica, a su retrogrado Cardenal que impone su “verdad” a la sociedad dominicana. Una sociedad que solo debe ser regida por libres leyes laicas.

¿Por qué no nos preguntamos porque nuestras mujeres tienen que acudir a abortos clandestinos, arriesgando sus propias vidas?.

Es un día de denunciar que los medios de comunicación masivos más que nunca proliferan la idea de mujer objeto, de mujer mercancía, de mujer sólo sexo y otras tantas abominaciones más.

Es un día de denunciar que las mujeres somos mayorías en las universidades, que estudiamos más, que nos graduamos más pero que todavía nos emplean menos y cuando lo hacen a igual trabajo y posición gerencial con un hombre, nos pagan menos.

Es un día de reclamar pago justo para las mujeres, pago de igualdad, a estas alturas del recorrer el tiempo, es vergonzoso hasta pensarlo.

¿Cuántas Ministra de Estado hay?. Es un día de denunciar que en los partidos políticos ya sean de izquierda o derecha los hombres en su mayoría son los que los dirigen. Como el caso de un PRD con una mujer brillante como Milagros Ortiz Bosch, que analfabestias como Hipólito y Miguelito se le impusieron a base de macho y de dinero.

Hay que denunciar todavía hoy, que la iglesia católica no perdona a la “puta Eva” y que en base a este mito, y la mentira de la costilla “aquella”, sigue reproduciendo violencia contra la mujer.

Hay que preguntarse porqué las mujeres son el sostén humano espiritual de la iglesia católica y no se le permite ser sacerdotas, orientar a sus rebaños como lo hacen los varones sacerdotes.

No me felicite, mejor piensa, reflexiona, ¿qué puedes hacer, tú hombre, tú mujer, para mejorar la condición de las mujeres, no sólo en nuestras casas, también en el país, también en el mundo.

¿Qué podemos hacer para que la mujer se siga visibilizando?.

¿Qué podemos hacer para romper, dejar muy atrás, los estereotipos que nos hacen ver como un ser de menor categoría que el hombre?.

¿Qué podemos hacer para que dejen de pensar en la mujer como objeto?.

¿Qué podemos hacer para que piensen que además de belleza, senos y vulva tenemos cerebros?.

¿Que podemos hacer para que la sociedad, los hombres, los “compañeros esposos, novios, enamorados” se enteren y respete que las mujeres somos personas que al igual que los hombres nacemos con derechos inalienables de humanas. Y que a la única persona que pertenecemos es a nosotras mismas.

“Soy demasiado inteligente, demasiado exigente, y demasiado ingeniosa como para que alguien pueda encargarse de mí completamente. Nadie me conoce o me ama totalmente. Sólo me tengo a mí misma”. Simone de Beauvoir.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


Ir a la barra de herramientas