¿Por qué el 25 de noviembre es el Día internacional de la eliminación de la violencia hacia las mujeres?

Las mujeres del país y el mundo tienen muchos días en su calendario en los que salen a manifestarse, a marchar, a exigir, a gritar que ya no quieren más violencia machista. Algunos de ellos surgieron tras los femicidios más brutales que sacudieron al país, como el de Chiara Páez, Micaela García o Anahí Benítez. Otros fueron respuesta a la opresión más absurda, como ese día que tuvieron que salir a amamantar a sus hijos porque a una se lo habían prohibido en la vía pública. Y también algunos forman parte de la agenda anual de las mujeres por tener un profundo trasfondo histórico y político. Una clara muestra de que las mujeres pelearon por sus derechos históricamente porque históricamente se los negaron. Uno es el 8 de marzo, Día internacional de la mujer trabajadora; y otro es hoy, 25 de noviembre, Día internacional de la eliminación de la violencia hacia las mujeres.

La fecha tiene su origen el 25 de noviembre de 1960. Ese día fueron asesinadas tres hermanas: Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, por orden del dictador Rafael Leonidas Trujillo, en República Dominicana. Una cuarta hermana, Bélgica Adela “Dedé” Mirabal, no tuvo un papel activo en las actividades hechas contra el dictador.

Las mariposas no fueron un símbolo al azar para identificar esta fecha y a ellas. Bajo el nombre secreto de “mariposas”, las tres hermanas estaban envueltas en una conspiración contra Trujillo, habían formado un movimiento de resistencia contra el régimen (en el movimiento 14 de junio), motivo por el que fueron asesinadas en un jeep, junto a su chofer.

La ejecución se produjo cuando las luchadoras antitrujillistas regresaban de visitar a sus respectivos esposos en la cárcel San Felipe, de Puerto Plata. Allí cumplían su condena, habían sido encarcelados y ellas decidieron ir a visitarlos a pesar de que sus vidas estaban en peligro.

Dos de las hermanas, Minerva y María Teresa, fueron encarceladas, violadas y torturadas en varias ocasiones, una de ellas en la cárcel La Victoria.

Cuando volvían de visitar a sus maridos, las mandaron a matar haciéndolo pasar como un accidente, aunque el pueblo dominicano no lo creyó, a pesar de que los titulares de los diarios así lo afirmaron. El hecho generó una gran repercusión en el país y sólo contribuyó al rechazo a la dictadura y a apoyar a los ideales que defendían las hermanas Mirabal.

La propuesta de establecer este día como una jornada contra la violencia hacia las mujeres fue iniciada por el movimiento feminista latinoamericano en 1981. Sin embargo, no fue hasta el 17 de diciembre de 1999 cuando fue asumida por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra la mujer.

Los asesinos nunca cumplieron su condena

En junio del 1962 fue iniciado el juicio contra Ciriaco de la Rosa, Alfonso Cruz Valerio, Emilio Estrada Malleta, Ramón Emilio Rojas Lora y Néstor Antonio Pérez Terrero, acusados de ser los autores materiales del múltiple crimen. La Cámara Penal Nacional Dominicana condenó a los principales acusados a la pena máxima de 30 años de prisión, excepto a Ciriaco de la Rosa, quien fue sentenciado a 20 años.

Respecto al caso, Fafa Taveras (militante de esa época) relata que los sentenciados fueron llevados a la fortaleza Ozama y cuando explotó la guerra de abril de 1965, junto a Juan Miguel Román, del movimiento 14 de Junio, acudieron al lugar en una acción combinada con los militares comandados por el coronel Lora Fernández, pero ya los prisioneros no estaban allí.

“Fuimos directamente la gente del 14 de Junio a la cárcel, encontramos que habían abierto la cárcel, y no había ningún preso adentro”, narró Fafa Taveras.

Los asesinos de las Mirabal solo duraron dos años en prisión.

Un alto oficial logró sacar esa noche de la fortaleza a los asesinos de las hermanas Mirabal “y salieron en libertad y nunca más volvieron a ser detenidos”, manifestó el veterano dirigente revolucionario.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


Ir a la barra de herramientas