Desde la agricultura hasta los prostíbulos

¿Por qué la esclavitud crece en pleno siglo XXI?

Según la Organización Internacional del Trabajo, casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso, un negocio que mueve 150.000 millones de dólares al año.

La esclavitud moderna y la trata de personas en el Reino Unido es un problema mucho más frecuente de lo que se pensaba antes, con “decenas de miles” de potenciales víctimas, informó la semana pasada la Agencia Nacional de la Delincuencia (NCA).

Will Kerr, director de vulnerabilidades de la NCA, se refirió a una amplia gama de casos descubiertos en el país, desde una banda de delincuencia organizada rumana que se dedicaba a la publicidad de prostitución en línea y el lavado de los ingresos, hasta una niña de 12 años traída al Reino Unido para llevar a los niños a la escuela. Otros ejemplos incluían a los que trabajaban en lavaderos de autos, en la construcción, en la agricultura y el procesamiento de alimentos, así como en prostíbulos o en plantaciones de cannabis.

Inmigrantes escuchan a trabajadores de la caridad en un centro de acogida de migrantes y refugiados en París, Francia, el 25 de noviembre de 2016. / Jacky Naegelen / Reuters

Las víctimas provienen predominantemente de Europa oriental, Vietnam y Nigeria, con un equilibrio entre hombres y mujeres. Kerr señaló que aunque no sabemos “la escala completa y la extensión” del problema, “en cada ciudad de mediano a gran tamaño” se ha encontrado evidencia “de que personas vulnerables son explotadas”.

La UE cuenta con el mayor aumento de la esclavitud en el mundo

El problema de la esclavitud no solo se agudizó en el Reino Unido, sino también en el conjunto de la Unión Europea, que registró el mayor aumento de la esclavitud en el mundo en el 2017.

El índice anual de esclavitud global presentado el pasado jueves por la empresa analítica británica Verisk Maplecroft confirma que el riesgo de trabajo esclavo en la agricultura, la construcción y otros sectores aumentó en toda la región. De hecho, en 20 de los 28 Estados miembros de la UE la puntuación ha empeorado desde el 2016, recoge Reuters.

Según la Organización Internacional del Trabajo, casi 21millones de personas en el mundo son víctimas del trabajo forzoso, niños incluidos, en un negocio que mueve 150.000 millones de dólares al año. A nivel mundial, Corea del Norte mantiene el primer puesto en cuanto a la mano de obra esclava.

“La crisis migratoria ha aumentado el riesgo”

El índice de Verisk Maplecroft clasifica a Rumanía, Grecia, Italia, Chipre y Bulgaria como los países con mayor mano de obra esclava dentro de la UE, haciendo hincapié en que todos son puntos de entrada claves para los inmigrantes en la región.

“La crisis migratoria ha aumentado el riesgo de que los incidentes de esclavitud aparezcan en las cadenas de suministro de las compañías en toda Europa”, apuntó Sam Haynes, analista principal de derechos humanos de Verisk Maplecroft.

Inmigrantes africanos hacen fila para entrar en el CETI, el centro de inmigrantes de corta estancia, tras cruzar la frontera entre Marruecos y la ciudad española de Ceuta, el 7 de agosto de 2017. / Jesus Moron / Reuters

En la misma línea, Alexandra Channer, analista de derechos humanos de Verisk Maplecroft, detalla que muchos inmigrantes tienen que pagar grandes cantidades de dinero por el viaje y terminan trabajando prácticamente gratis, atrapados por las deudas a los agentes que los trajeron al otro lado de la frontera.

“Nunca ha desaparecido del todo”

Según explica la agencia Ridus, en general, la esclavitud nunca ha desaparecido del todo. A pesar de todos los intentos de la comunidad mundial de erradicarla, de una forma u otra existió en el siglo XX y XXI, así como en los períodos anteriores.

El crecimiento de la esclavitud es “un fenómeno natural” para las regiones donde hay zonas con inestabilidad política, guerras civiles, o simplemente con problemas internos agudizados al máximo, y zonas así se pueden encontrar hoy en día casi en cualquier parte del mundo.

“Cuanto menos poder tenga el Gobierno central, más arbitrariedad hay”, asevera a la agencia el experto en migración Yevgueni Varshavski, quien añade que “en cuanto desaparece el control público, policial o cualquier tipo de control centralizado, y si bien hay cierto interés económico en el trabajo forzado, la esclavitud surge de inmediato”.

Más rentable que nunca

Además, la esclavitud moderna da muchos más réditos que en siglos pasados, siendo la explotación sexual la más lucrativa de esta forma de delito, según un estudio reciente de Siddharth Kara, profesor especializado en tráfico ilegal de personas de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), quien calcula que el beneficio promedio que una víctima genera para sus explotadores es de unos 3.978 dólares anuales.

Inmigrantes descansan envueltos en mantas dentro de un almacén aduanero abandonado en Belgrado, Serbia, el 11 de noviembre de 2016. / Marko Djurica / Reuters

“Resulta que la esclavitud de hoy es más rentable de lo que podría haber imaginado. Las ganancias por esclavo pueden oscilar entre unos cuantos miles o cientos de miles de dólares al año”, estima el experto, agregando que la vida humana se ha vuelto más prescindible que nunca.

Los esclavos “pueden ser adquiridos, explotados y desechados en períodos relativamente cortos y aun así proporcionan grandes beneficios a sus explotadores”, mientras que “la deficiencia en la respuesta global a la esclavitud ha permitido que esta práctica persista”, lamentó Kara citado por el diario ‘The Guardian‘.

F/RT

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


Ir a la barra de herramientas